El Alma de Tomás

el-alma-de-tomacc81s

Rescatamos del blog de nuestro compañero Sebas Morelli la siguiente historia:

Tomás simboliza el espíritu de muchos: confía, trabaja, entrena y se sacrifica. Tomás sueña. Si en el kilómetro 76 tenía el peso del esfuerzo en su rostro, la ilusión también le acompañaba. Si faltando pocos metros para llegar a la meta, casi no podía con sus piernas, su hermano Javi iba a su lado, cuidando y estimulando lo más preciado: su alma.

El ser humano no sabe de lo que es capaz hasta que se enfrenta consigo mismo. Aparecen las dudas, los miedos, el saboteador, lo externo. Los especialistas del “no se puede” o “es una locura”, se convierten en profetas de lo que ni se imaginan en que pueden convertir sus propias vidas.

Hablamos de personas. De sentirse vivos. De comprender que por nuestras venas corre sangre. De arriesgarse. De superarse. De ampliar tu zona de confort. De no conformarse con lo establecido. Ahí es donde aparece el alma de Tomás.

Son muchos más. Hay miles de historias como esta. Son un símbolo de esperanza e ilusión. Una carrera puede mostrarte mucho más de lo que se ve. El Gran Trail de Peñalara es para saber observarlo. El Alalpardo Running Team (como muchos otros clubes de atletismo, personas anónimas o grupos de amigos) ha evolucionado hacia no sólo ser un equipo de locos inadaptados que salen a hacer cientos de kilómetros. Ha crecido, en los últimos tiempos, en valores, en compañerismo.

Tomás todavía no lo sabe pero ha hecho historia dentro de su propia historia. Nos ha enseñado que cuando una persona sueña, se ilusiona con un objetivo no hay músculo o cuerpo que pueda con el alma. Es aquí donde el ser humano puede escribir la mejor versión de sí mismo y demostrarse que no hay límites cuando te propones un objetivo.

También te podría gustar...